EVITA EL DOLOR DE ESPALDA CON ESTOS CONSEJOS

Tirones, contracturas, desviaciones de columna, malas posturas….¿Te suenan? Deja de sufrir y dale la cara a tu espalda, mira un poco por ella…

La respiración adecuada y profunda. Es importante aprender a respirar y dedicarle unos minutos al día. Con el nivel de estrés en el que vivimos inmersos hoy en día, prácticamente no respiramos bien en todo el día y esto es esencial y básico para nuestro bienestar. Meditación guiada o con música, combinada con la respiración profunda para corregir la columna , a modo de educación postural y relajación mental, liberación emocional y por ende, mejora física.
Bailar, también sirve de educación postural para nuestra columna, además de la realización de ejercicio físico y actividad lúdica que conlleva la mejora tanto física como de bienestar general.
Fortalecer abdomen y lumbares, espalda y resto del cuerpo mediante ejercicios en los que trabajemos con el peso de nuestro propio cuerpo, por ejemplo, el pilates es muy recomendable para trabajar el Core.
Trabajar la elasticidad y mejorar la flexibilidad del cuerpo ayuda a oxigenar y prevenir dolores y posibles lesiones, ya sea con estiramientos simples o sea a través de yoga, por ejemplo, que aparte de fuerza, también desarrolla control postural, elimina estrés, y según el tipo de yoga que se reciba se puede adaptar a cada necesidad particular, en este caso el hatha yoga , yin yoga, por ejemplo son muy recomendables. Así como también el Pilates guiado por monitores expertos.
Aplicar calor en la zona. A través de parches con aceites esenciales o células de carbón activo que mantienen su eficacia calorífica en el área donde se aplican durante unas 8 horas. Una recomendación, lo ideal es aplicar el parche durante el día y por las noches utilizar una crema o ungüento que no contenga capsicina, una sustancia que proviene del pimiento picante y aporta calor pero puede generar nerviosismo y alterar el sueño.
En algunas ocasiones, cuando el dolor se desarrolla por una contusión o golpe y hay hematoma, la opción más práctica es el frío. Si se tienen dudas, lo más indicado es consultar al médico o farmacéutico.
Acudir al fisioterapeuta desde los primeros síntomas. No te resignes al ya pasará, un buen especialista puede evitarte días de reposo y sufrimiento.
Someterse a sesiones de acupuntura por parte de personal médico experto en esta técnica. Un estudio realizado en las salas de urgencias de cuatro hospitales australianos han demostrado la eficacia de esta disciplina para reducir el dolor, concretamente en pacientes que acudieron a los centros con dolor lumbar agudo, migraña y esguinces de tobillo.
Practicar terapias guiadas de relajación y reducción del estrés. Yoga, taichí, meditación. La respiración acompasada y la mente libre de tensión, ayudan a disminuir las tensiones musculares y disminuyen las molestias.

Write a comment